Para cagar en el monte, ¡llévate una bolsa!

Hay a quien le gusta cagar en el monte y a quien no, pero todos estamos hartos de encontrar un cagadero a la vuelta de cualquier rincón idílico en el monte, el río o la playa.

Antes de salir ten en cuenta que antes o después tendrás que cagar, así que prepárate.

Equipamiento
  • Pala de mano jardín (1, 2, 3)
  • Bolsas de plástico con cierre hermético (4)

pala de manobolsas para cagar en el monte

La mierda se entierra…

Las heces deben enterrarse. Además de evitar el espectáculo al siguiente, al enterrarlas se acelera la descomposición y se evita la contaminación de aguas por microorganismos patógenos. Un hoyo de unos 20 cm es suficiente, no es para tanto.

Evita zonas inundables o encharcadas y las cercanías de ríos y arroyos. Además, y aunque te parezca que ya estás lejos del agua, la contaminación es relativamente fácil, especialmente si el lugar está muy concurrido. Alguien podría pisarlo, un animal puede comérsela o rebozarse en ella e incluso los insectos pueden acabar contaminando aguas del entorno.

Si la temperatura está por debajo de cero, tardaría meses (o años) en descomponerse. En ese caso, a la bolsa con todo lo demás y a casa.

…y todo lo demás se lleva

Todo lo demás (papel higiénico, pañuelos, toallitas, colillas, compresas, tampones, pañales) se mete con cuidado en una bolsa con cierre de zip y se lleva de vuelta hasta el contenedor más cercano.

  • No se entierra (pues no se descompone igual de fácil)
  • ¡NO SE QUEMA!
Explica a tus amigos cómo cagar en el monte

Rompe tabúes y explica a tus amigos y familia estas sencillas instrucciones. Todos lo hemos visto alguna vez y sabemos que se trata de un problema tan desagradable como fácil de evitar. Así que ¡manos a la obra!

Más información: Kathleen Meyer. Cómo cagar en el monte Una aproximación ambientalmente sensata a un arte perdido