Flores del Pirineo

Pirineos
flores del Pirineo

Saxifraga longifolia

Para algunas disciplinas científicas, los Pirineos son principalmente una barrera geográfica, una muralla de 435 kilómetros que separa dos mundos diferenciados, la zona húmeda del norte y el árido sur.

Pero para la vegetación, dicha barrera se transforma en una oportunidad de contacto entre dos regiones biogeográficas, la eurosiberiana y la mediterránea. Dicho contacto explica en parte la increíble diversidad de hábitats y especies que en ellos podemos encontrar, desde los pastos de zonas altas, los bosques subalpinos de pino negro y abetales, pasando por los hayedos montanos hasta los matorrales termófilos y las formaciones megafórbicas de las zonas bajas.

Su complejo sistema de valles con múltiples orientaciones, crestas, sierras, farallones y su riqueza y diversidad edafológica y geológica permiten asimismo el establecimiento de comunidades vegetales muy especializadas, como las turberas, las comunidades de pedreras, la vegetación rupícola o la fontinal, por poner solo algunos ejemplos.

Desde un punto de vista geobotánico, los Pirineos se dividen en tres grandes regiones de este a oeste: los Pirineos Orientales, de influencia marcadamente mediterránea, los Pirineos Centrales, donde se alcanzan las alturas máximas y los relieves más abruptos y finalmente los Pirineos Orientales, con relieves más suaves, donde el carácter más húmedo y atlántico es el protagonista.

Si nos centramos en el Pirineo Central, encontramos más de 3000 taxones vegetales, superando los 100 endemismos. Esta abrumadora biodiversidad, junto con su gran variedad de ecosistemas contrastados y espectaculares paisajes se ve reflejada en sus tres parques nacionales: el Paque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici en el lado español y el Parque Nacional de los Pirineos en la vertiente francesa así como en varios parques naturales, cuyo objetivo es la preservación de esta innumerable riqueza.

Sin duda alguna, vale la pena adentrarse en los Pirineos para poder descubrir ni que sea una mínima parte de toda su biodiversidad. Con ese objetivo, y poniendo el foco en los Pirineos Centrales, os presentamos a continuación una muestra de la amplia riqueza florística que podéis encontrar allí si os acercáis a sus valles, a sus sierras y a sus cumbres.

Flores del Pirineo

Flores del Pirineo es una selección de fotos tomadas durante el curso Flora y Vegetación del Pirineo que organiza cada año el Instituto Pirenaico de Ecología.

“A Bárbara, maestra.”