bardenas reales

Bardenas Reales

El Parque Natural de las Bardenas Reales es un paisaje semidesértico caracterizado por formaciones geomorfológicas singulares, consecuencia de la erosión.

Se sitúa a unos 70 km al sur de los Pirineos, muy cerca de Tudela. Se divide en tres zonas principales: el Plano, con cultivos sobre las elevaciones más suaves; la Bardena Blanca, donde se encuentran los principales barrancos y cerros testigo; y la Bardena Negra, con los únicos pinares (P. halepensis) y zonas de matorral.

bardenas reales

Geología y geomorfología

Estas formaciones no se formaron bajo el mar sino en ambientes continentales, principalmente fluviales o lacustres. El agua y el viento erosionaron materiales depositados desde finales del Eoceno (38 m.a.) hasta comienzos del Cuaternario (2,5 m.a.) procedentes de los Pirineos y el Sistema Ibérico. Bardenas Reales se sitúa en el norte de la depresión del del Ebro, que se formó al mismo tiempo que se elevaban ambas cordilleras.

Estos procesos erosivos se alternaban con depósitos de nuevos materiales que durante el cuaternario recubrieron los materiales más antiguos del terciario continental siguiendo los valles de los ríos.

La gran depresión central de La Blanca se formó por una intensa erosión sobre las rocas más blandas (arcillas y limos) que formaban capas horizontales. Al norte de La Blanca hay un conjunto de relieves tabulares, (El Plan), mientras que al sur se encuentra una serie de planas escalonadas, cuyo mayor exponente es la Negra.

Las capas de rocas más duras, como las areniscas o calizas, protegen de la erosión a las capas inferiores dando lugar a pequeñas mestas o cerros testigo. El cabezo de Castildetierra es un llamativo ejemplo de este fenómeno.

Por el contrario, las rocas más blandas son fácilmente erosionadas dando lugar a grandes barrancos con bordes escarpados. Son son muy dinámicos y están en constante evolución, llegando a avanzar anualmente varios metros y creando continuamente nuevas ramificaciones. El Barranco Grande, el de Cortinas o el Andarraguía son algunos ejemplos.

Las lluvias caen principalmente en forma de tormentas cortas e intensas. Al haber principalmente suelos poco permeables, el agua se pierde por escorrentía y da como resultado un ambiente árido que dificulta el desarrollo de vegetación.

Se encuentra una importante variedad de suelos, según los distintos tipos de roca que los originan. Así, hay zonas con suelos fértiles y profundos que permiten el desarrollo de cultivos y zonas con suelos mucho menos fértiles o incluso salinos, donde apenas pueden crecer plantas especialmente adaptadas a esos ambientes.

Parque Natural y otras figuras de protección

Bardenas Reales se declaró declaró Parque Natural en 1999, el tercero de Navarra tras el Señorío de Bértiz (1984) y Urbasa-Andía (1997).

En el año 2000, la UNESCO declaró Bardenas Reales de Navarra como Reserva de la Biosfera. En la península ibérica hay declaradas 44 reservas de la Biosfera.

El espacio protegido ocupa 42.500 ha, que incluye este territorio en el que se esconden tres reservas naturales: el Vedado de Eguaras, un oasis al norte del parque que conserva las ruinas del castillo de Peñaflor; el Rincón del Bu en la Bardena Blanca (460 hectáreas) en cuyos cortados se cría el búho real; y las Caídas de la Negra en la Bardena Negra, (1.926 hectáreas) cuyo nombre hace referencia a los cortados de hasta 270 metros de desnivel.

También incluye tres grandes Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPAS).

Bibliografía